domingo, 18 de marzo de 2018

No... hoy ya no lo está.



A quiet passion, de Terence Davies

2 comentarios:

Liliana Schwab dijo...

¡Hermosa película, Caro! Y es cierto que empezamos todas a sentirnos hermanadas para luchar contra las injusticias, pero todavía falta mucho. El monstruo del patriarcado es grande, pisa fuerte y muchas veces tiene cara de mujer. Nadie puede ser más machista que una mujer.

Caro dijo...

"A quiet passion" es una obra maestra. Quiero remarcarlo para quien aún no la vio.

¡Gracias por pasar!