domingo, 18 de marzo de 2018

No... hoy ya no lo está.



A quiet passion, de Terence Davies

3 comentarios:

Liliana Schwab dijo...

¡Hermosa película, Caro! Y es cierto que empezamos todas a sentirnos hermanadas para luchar contra las injusticias, pero todavía falta mucho. El monstruo del patriarcado es grande, pisa fuerte y muchas veces tiene cara de mujer. Nadie puede ser más machista que una mujer.

Caro dijo...

"A quiet passion" es una obra maestra. Quiero remarcarlo para quien aún no la vio.

¡Gracias por pasar!

mge dijo...

Excelente película! Una de las cosas que más me llamó la atención es el comentario/pregunta que le hace Emily a su hermana: "desde cuándo el mundo se volvió tan horrible", frase que uno tranquilamente se puede hacer hoy, o quizás en cualquier época. Asumo que Davies lo sabe y por eso lo dice a través de su protagonista.

En fin, que a veces idealizamos pasados o futuros pero no, cada época ha tenido su crueldad particular. Por suerte hoy tenemos películas para pensar estas cosas, en la época de Emily no había.

Saludo!