domingo, 15 de febrero de 2009

Belleza

Él se duerme en medio de la conversación
ve una parte de la película, en la otra ya no está

El tren cambió de vía, el dormía
y cuando entramos en el túnel despertó
-pero no –dijo- éste no es nuestro tren
hay un error

Hay que buscar
esa combinación
que nos devuelva
a nuestra vía
si es que alguna lo es

Me gusta estar perdida:
cuando él creía que estábamos
en la vía correcta dormía
ahora despierto busca

Una playa no se parece a otra
ni una estación a la siguiente
los puentes nos confunden
Los hilos con los que teje la red
el Diablo, son los de la belleza

Vibro en la belleza que me pierde
Prefiero no saber dónde estoy
él no. Él desespera, no puede dormir
porque ya no sabe dónde va

El tren no se detiene
yo tampoco

Sara Cohen

5 comentarios:

Alita dijo...

Ayer leí el poema en Ñ. Es muy bello. Y me acordé mucho de Sara Cohen y los excelentes momentos que me hizo pasar en el Refugio y en su espacio de poesía. ¿Sabés si está en algún programa en este momento?.
Un saludo, Alejandra

Caro dijo...

Hola, Ale.
Me gustó el poema porque parece un pequeño cuento, ¿no? Como si la autora esuviera pintando los últimos momentos de una relación que se termina.
En cuanto a Sara Cohen, creo haber escuchado que estaba colaborando en algún ciclo. Lo averiguo y te escribo.
Saludos,
Caro

edith dijo...

Carolina: Es un placer recorrer tu blog. Tanto tus críticas, los poemas que elegís como las fotos que en cada oportunidad agregás. Son tan bellas como cada espacio de tu refinado blog. Te felicito.

Caro dijo...

Edith, gracias por los mimos.

Un abrazo,
Caro (colorada como un tomate).

Andrea dijo...

Caro, es especial para un amigo que esta pasando justamante por esa estación...
Saludos