martes, 10 de abril de 2018

La lengua de los otros


 Por Lucrecia Martel

“Quizás la naturaleza del colonizado es convencerse de que hay otro lugar más real que el suyo. Todo lo que lo rodea es insignificante, o imitación de otra cosa, lo real está en otra parte. Cuando ese pensamiento y esos sentimientos se instalan en una persona, ha triunfado la colonización. La propia lengua se desprecia, las propias costumbres son deficitarias. Cuando uno mira lo que tiene a la vuelta y nada le gusta, nada valora, ha triunfado la colonización. Entiendo que hablar la lengua del que manda es una manera de sobrevivir, pero qué pena."


*Fragmento de una entrevista publicada en el sitio de la revista “Semana”. Ir al texto completo.

No hay comentarios: