lunes, 4 de abril de 2016

Chus Lampreave (1930-2016)

 
Por Pedro Almodóvar*

"Chus tiene unas cualidades muy raras que la convierten en una especie de actriz única, una especie de Buster Keaton.

Es un tipo de actriz con una cara expresiva, pero su expresividad consiste en lo contrario, en no hacer casi nada con la cara, como algunos actores japoneses que, a pesar de una ausencia absoluta de gestos, le dan una enorme fuerza a todo lo que hacen. Chus está en la tradición de los grandes cómicos de la historia del cine que, aunque trabajan dentro de un género muy extrovertido, utilizan lo mínimo de gestualidad. Su talento se puede comparar al de Toto. Chus tiene además una extraordinaria naturalidad, cualquiera que sea la situación en la que la pongas. La he visto en las situaciones más surrealistas, más disparatadas y ella funciona como si fuera una niña. Eso le da una especie de surrealismo a lo que hace, pero algo verosímil y como natural. Lo que a mí me gusta mucho es que es una actriz absolutamente atípica. Su cara y sus tonos son atípicos, tiene un tipo de interpretación que no es catalogable."

*Fragmento de una entrevista publicada en el libro Pedro Almodóvar, un cine visceral. Conversaciones con Frédéric Strauss (Ed. El País/Aguilar, Madrid 1995).