jueves, 31 de marzo de 2016

Instrucciones

Por Luis Gruss*

Conservar la cabeza cuando todos la pierden. Confiar en uno cuando los demás dudan o callan. Esperar y soportar el acto de la espera. Saber que la mentira gana casi todas las carreras pero no participar de ella y combatirla hasta el fin. Ser odiado o despreciado pero no dar motivo para ello. Poder soñar sin dejarse ahogar por los sueños. Enfrentar el triunfo y el desastre dando el mismo trato a ambos impostores. Ser capaz de entender que la verdad enunciada sea distorsionada por infames para luego convertirla en una trampa ideal para incautos. Advertir que las cosas a las que unos cuantos consagraron la vida se rompieron y aun así tener paciencia y reconstruirlas con herramientas viejas y gastadas. Estar dispuestos a arriesgar una fortuna a cara o seca y perder y volver a empezar otra vez, y otra vez, y nunca decir ni una palabra sobre las pérdidas.

*Texto publicado en el blog Suspendelviaje.