lunes, 22 de diciembre de 2014

El cine auténtico

Por Leopoldo Torre Nilsson*

Pienso que el creador no es un sociólogo. Casi nunca da, estéticamente, solución a la realidad. El creador produce un mundo, el ámbito con el que ha estado relacionado. Es muy raro encontrar en la historia del arte obras que signifiquen una solución social, o que interpreten el pensamiento científico. Toda obra es una suerte de interrogante. Es valiosa en la medida en que el interrogante es profundo y responde a fenómenos testimoniales de su época. El creador que siente que no maneja con seguridad los temas que está desarrollando, es porque es un creador que no vive con intensidad una problemática; ésta puede tener carácter social, temporal, pertenecer al orden de la realidad o de la irrealidad, pero pienso que si son escapistas, son inauténticos. El mundo irreal es tan importante como el mundo real. No es más válida la película que muestra el problema actual de los cañeros del norte que la que muestra la incertidumbre del hombre ante el amor; las dos pueden ser igualmente valientes. Están en estratos distintos, simplemente. Pienso, sí, que no es válida artísticamente la impostación: pensar cuáles son los grandes temas y según resulten ser los de la tierra o del amor, me pongo a hacerlos porque son grandes temas, a priori. Eso es impostación. Lo auténtico es aquello que siento necesidad de hacer.

*Fragmento de una entrevista publicada en 1960 en la revista Contracampo Nº4, y reproducida en el libro colectivo Leopoldo Torre Nilsson, una estética de la decadencia (Museo del Cine Pablo Ducrós Hicken/Grupo Editor Altamira, Buenos Aires, 2002).

En el último Festival de Cine de Mar del Plata vi por primera vez El secuestrador (1958), quizás la mejor película de Torre Nilsson y sin dudas una de las más grandes obras del cine argentino todo. La película puede verse en YouTube

2 comentarios:

Liliana Schwab dijo...

Gracias, Caro, por acercarme este film que no había visto nunca. Una estética oscura, casi morbosa, un realismo cruel que nos distancia. ¡Qué película cercana a nosotros en la estética! ¡Y qué maravilla encontrarse con la actuación de Leonardo Favio, María Vaner y esos chicos estupendos! Y el Bolita, por supuesto... inolvidable historia.
Un abrazo muy grande. Lili.

Caro dijo...

Hola, Lili.

Me alegra mucho que te haya interesado "El Secuestrador". Sé que no es lo ideal verla en YouTube, pero así y todo ahí se ve mejor que en versiones disponibles para descargar de internet.

Te mando un abrazo y muchas felicidades para el 2015.

Caro