domingo, 6 de julio de 2014

Libertades


 "El ojo es perezoso. El oído, por el contrario, inventa, está mucho más atento en todo caso, mientras que el ojo se conforma con recibir, salvo en los casos excepcionales en los que inventa, pero entonces lo hace en la fantasía. El oído es un sentido mucho más profundo y evocador. El silbido de una locomotora, por ejemplo, puede evocar en usted la visión de una estación completa: a veces de una estación precisa que conoce, a veces la atmósfera de una estación o las vías de ferrocarril con el tren detenido. Las evocaciones posibles son innumerables. Lo que sucede también con el sonido es que deja libre al espectador. Y hacia eso debemos tender: a dejar al espectador en libertad."

Robert Bresson
En un diálogo con Jean-Luc Godard publicado en el suplemento ADN del diario La Nación (04/07/14), a modo de anticipo del libro Bresson por Bresson que publicará la editorial El Cuenco de Plata. (Ir al texto completo).

En la imagen: Diario de un cura rural (Journal d'un curé de campagne)

No hay comentarios: