jueves, 24 de julio de 2014

Volvió César

 
Dirigida por Matt Reeves, El planeta de los simios: Controntación (Dawn of the Planet of the Apes) es una gran experiencia cinematográfica, a la altura de las expectativas que había despertado el film anterior de la saga. 

A todos los que siguen desconfiando de la ciencia-ficción (sí, a ustedes les hablo) les sugiero apartar los prejuicios de una vez por todas y adentrarse en este mundo a través de El Planeta de los Simios: (R)Evolución. Verán que esta película es mucho más que un buen producto de Hollywood. Aquí encontrarán una reseña escrita en el momento de su estreno.

martes, 22 de julio de 2014

Actor rebelado, actor revelado


Por Alberto Fischerman*

Yo te filmo, te registro, te miro, te conservo. Conservo tu imagen en la emulsión. Y te revelo. Química o alquimia. Te proyecto. Algo tuyo (¿el alma?) te fue robado. Desnudo te publican. Te proyectan. Tu alma a la intemperie, impúdicamente exhibida como en un mercado de esclavos. ¿Ignorabas el contrato? El diablo lo sabía y vos vendiste tu intimidad por la futilidad y la banalidad de la eterna juventud y la belleza. Yo te registro y te reproduzco. Te duplico, te triplico y te multiplico. Yo soy el padre, la ley y vos sos el hijo. El actor obediente y disciplinado como todo hijo. Autoritarismo, autoridad, autor. 


El actor es un narrador. Su instrumento, el cuerpo y la voz. Hay un lenguaje del cuerpo y un lenguaje verbal. No sólo en el principio, el cine siempre es teatro. 


Amplificación y ubicuidad. El cine duplica al actor y lo mira como Dios suele mirar a los hombres, desde cualquier parte pero no todo el tiempo (como sucede en el teatro) ni simultáneamente (como sucede en la televisión). Dios como el cine miran con una sola cámara, como un solo hombre con la ubicuidad de un duende. 


Yo te filmo. Volvamos al registro como violación de aquello que solo entregaré a mi amor, cuando lo encuentre.


*Fragmentos de un artículo publicado en la revista FILM n°2 (Junio/Julio 1993). En las imágenes: Adèle Excharpoulos

lunes, 21 de julio de 2014

Menú del día


"Buscar trabajo de 10 a 19. Responder entrevistas. 
Imitar de manera convincente a una persona 
que ha tomado una decisión. 
Ganarse la vida es lo mismo que desperdiciarla."

Castro,
film dirigido por Alejo Moguillansky

jueves, 17 de julio de 2014

Se estrena "7 cajas"

 
Hoy se estrena 7 cajas, una muy buena película paraguaya exhibida en la edición 2012 del Festival de Cine de Mar del Plata. Pueden leer mi reseña aquí

La encontrarán programada en el BAMA Cine Arte (Diagonal Norte 1150). Vale la pena verla en el cine.

martes, 15 de julio de 2014

Asombro y expectativas


Peggy:  ¿Qué opina? 

Daniel:  ¿Qué opino? La verdad es que he visto este cuadro muchas veces... en un libro. Es como si mi cerebro lo hubiera minimizado. Y ahora que estoy aquí frente al cuadro auténtico, siento algo de ... decepción. 

P:  Qué pena. 

D:  Pero no es por la pintura en sí. Es decepción con mi cerebro, supongo. 


P:  Creo que el cerebro teme estar en un estado de asombro constante. Por motivos de seguridad o algo así. 

D:  Y después está el tema de las grandes expectativas. 

P:  Claro. El cerebro no parece muy interesado en protegernos de ellas. 

D:  No. 

P:  Bueno, entonces deberíamos recuperar el asombro. Y desterrar las expectativas. 


Frances Fisher y Aden Young en la segunda temporada de la serie Rectify.

domingo, 13 de julio de 2014

De héroes y duendes


Después de Holanda 

Por Rafael Spregelburd* 

Mi mujer le lee los labios a Mascherano. No sé dónde lo aprendió. “Le acaba de decir a Romero: hoy vos te convertís en duende. No, pará, en héroe”. 

Yo me vi los partidos, pero desconfío; entiendo todo lo que ocultan: negocios millonarios, populismo berreta, oportunismos patrioteristas. Y aun así hay que saber –de chico, de grande– qué es jugar para vivir en el mundo. Decir que todo es falso es simple. La alegría de quien se identifica con estos once millonarios con trabajo hipercalificado es tan genuina como la conmoción ante una obra de arte, una ilusión. Las reglas son un poco diferentes: no vale elegir al que mejor juega (¡todos seríamos alemanes!); tenés que elegir al país donde naciste. Que no es tampoco donde juegan esos jugadores. Es un lugar que te tocó, como en el T.E.G., pintado en un color que será tuyo. Así, los uruguayos se proyectan en un mordisco que deviene cuestión de Estado. Los brasileros comprenden de una puta vez que tristeza não tem fim. Y los argentinos se chupan una lección insólita: la humildad es encantadora. Me gusta mucho, tal vez nomás por lo infrecuente. Sigo pensando –como afirma Sarlo– que ganar es de lo más fascista. Pero llegar hasta acá merced a un sorteo (que apartó escollos del camino), ganar de contrabando (resistiendo a puro huevo y por penales) y escuchar que estos gladiadores mal cosidos, como Zabaleta, lo adjudican en partes iguales a suerte y a pasión, abre un capítulo inédito en este asunto de identificarse: ¿y si los argentinos no fuéramos lo que nos han hecho creer hasta ahora, lo que hemos preferido inventarnos como alias? ¿Y si fuéramos apasionados, humildes, discretitos y heroicos, en vez de cínicos, soberbios, gritones y especuladores? ¿Y si estos once –por un azar sagrado– fueran a convertirse en la tarjeta de presentación de otra Argentina? 

Quién gane el Mundial me importa un poroto. Ahá. ¿Pero por qué sé que si me cruzo a Mascherano por la calle lo abrazo, de prepo y sin permiso? 

Mi mujer leyó bien. El juego ocupa otra dimensión. Y es lícito vivir ahí. Ahí sí; son todos duendes. 

*Texto publicado en el diario Perfil (12/07/14).

jueves, 10 de julio de 2014

Werner Herzog en el Palais de Glace

Kino Palais y el Instituto Goethe presentan un ciclo de películas del cineasta alemán Werner Herzog, con una selección de títulos que incluyen algunos cortos y mediometrajes a los que hoy resulta difícil acceder como Medidas contra fanáticos y Campanas de las profundidades. Además de las emblemáticas Aguirre y Fitzcarraldo, recomiendo especialmente los documentales La Soufriére, Ecos de un reino oscuro, El pequeño Dieter necesita volar y la extroardinaria País del silencio y la oscuridad. El ciclo se desarrollará durante julio y agosto. A continuación, el detalle de la programación:

Programa I 
Herakles (1962, 10') 
Fata Morgana (1970, 79') 
Viernes 18 de julio, 19:00 
Domingo 3 de agosto, 19:00 

Programa II 
Medidas contra fanáticos (1969, 12') 
La Soufrière (1976, 30') 
La balada del pequeño soldado (1984, 45') 
Sábado 19 de julio, 19:00 
Viernes 8 de agosto, 19:00 

Programa III 
País del silencio y la oscuridad (1971, 85') 
Domingo 20 de julio, 19:00 
Sábado 9 de agosto, 19:00 

Programa IV 
Ecos de un reino oscuro (1990, 87') 
Viernes 25 de julio, 19:00 
Domingo 10 de agosto, 19:00 

Programa V 
Aguirre, la ira de Dios (1972, 93') 
Sábado 26 de julio, 19:00 
Viernes 15 de agosto, 19:00 

Programa VI 
Fitzcarraldo (1981, 158') 
Domingo 27 de julio, 19:00 
Sábado 16 de agosto, 19:00 

Programa VII 
El pequeño Dieter necesita volar (1997, 80') 
Alas de esperanza (1999, 66') 
Sábado 2 de agosto, 19:00 
Domingo 17 de agosto, 19:00 

Programa VIII 
Fe y moneda (1980, 44') 
Campanas de las profundidades (1993, 60') 
Viernes 1º de agosto, 19:00 

Las funciones se realizan en la sala Kino Palais, del Palais de Glace, ubicado en Av. Libertador 1248. La entrada es libre y gratuita. 

Para más detalles sobre el ciclo, consultar la página web del Palais

domingo, 6 de julio de 2014

Libertades


 "El ojo es perezoso. El oído, por el contrario, inventa, está mucho más atento en todo caso, mientras que el ojo se conforma con recibir, salvo en los casos excepcionales en los que inventa, pero entonces lo hace en la fantasía. El oído es un sentido mucho más profundo y evocador. El silbido de una locomotora, por ejemplo, puede evocar en usted la visión de una estación completa: a veces de una estación precisa que conoce, a veces la atmósfera de una estación o las vías de ferrocarril con el tren detenido. Las evocaciones posibles son innumerables. Lo que sucede también con el sonido es que deja libre al espectador. Y hacia eso debemos tender: a dejar al espectador en libertad."

Robert Bresson
En un diálogo con Jean-Luc Godard publicado en el suplemento ADN del diario La Nación (04/07/14), a modo de anticipo del libro Bresson por Bresson que publicará la editorial El Cuenco de Plata. (Ir al texto completo).

En la imagen: Diario de un cura rural (Journal d'un curé de campagne)

viernes, 4 de julio de 2014

Perder y ganar... y perder


"No me interesa la masculinidad en términos de certeza. La mujer se puede permitir cierta exposición que al hombre por lo general, no se le permite; entonces, un personaje femenino me autoriza a decir cosas que un personaje masculino no. Hay algo de soledad en los textos porque conozco ese sentimiento; y estamos solos, por más acompañados que estemos. En las películas, hay un intento de estar con el otro. La idea de redención. Son personajes perdidos que llegan a adquirir cierta conciencia momentánea, que les da cierto estado de gracia, de plenitud. Pienso cada película en función de ese viaje entre la pérdida y ganar algo. Quizá se vuelva a perder; pero cuando el viaje termina, los personajes saben más de ellos mismos." 

Santiago Loza 
En una entrevista publicada en la revista La Central (Nº 11 - Agosto/Septiembre 2009)

La imagen pertenece al film Cuatro mujeres descalzas.

miércoles, 2 de julio de 2014

Camino andado y desandado


Camino andado
camino desandado
El pensamiento circular y el círculo de familia
¿qué hice qué hiciste qué hemos hecho?
el laberinto de la culpa sin culpa
el espejo que acusa y el silencio que se gangrena
el día estéril la noche estéril el dolor estéril
la soledad promiscua el mundo despoblado
la sala de espera en donde ya no hay nadie
Camino andado y desandado
la vida se ha ido sin volver el rostro.
 


Octavio Paz
(Fragmento del poema "Repeticiones")


La imagen pertenece a la película Ida, de Paweł Pawlikowski.