lunes, 31 de marzo de 2014

El cine y las aceleraciones del mundo


Por Jean-Louis Comolli*

En situación del dispositivo cinematográfico, el espectador llegó rápidamente a la conclusión de que es un ser reducido, enfermo, que no puede correr, no puede saltar, no puede moverse. Sólo la mirada y el oído están movilizados, pero con mayor intensidad que en la vida real. Ese espectador disminuido va a proyectar imaginariamente en los cuerpos filmados de los actores lo que no puede hacer por sí mismo en la sesión cinematográfica: no puede andar a caballo, pero Gary Cooper sí. Siempre digo que hay dos pantallas: la de la sala y la mental, el cine es lo que ocurre entre ambas. El problema es que en un mundo de la aceleración y de la abreviación, como el nuestro, la sesión de dos horas de cine es una anomalía. Así vemos cómo el cine sale del sistema mundial de la aceleración, donde la información y el espectáculo tienden a cobrar velocidad. El espectador, en consecuencia, soporta cada vez menos esas dos horas de impotencia a las que está reducido, porque en otros sistemas de representación (por ejemplo, en un juego de video o en la televisión, donde le piden que llame por teléfono y opine), el espectador es físicamente activo, no sólo mentalmente. Eso produce una mutación del espectador que lo acerca cada vez más a ese consumidor que anhela el mercado.

*Fragmento de una entrevista realizada por Pablo de Vita y publicada en la revista ADN-Cultura, del diario La Nación (17/01/14).

miércoles, 26 de marzo de 2014

Arrinconado


"Claros, los primeros días. ¿Y después?
¿Cuando advertiste que estabas solo?"

Césare Pavese

En la imagen, uno de los grandes personajes del año: 
Henri (Patrick D'Assumçao), en la soleada y oscurísima película 
de Alain Guiraudie, L'inconnu du lac.

martes, 25 de marzo de 2014

El túnel


Sístole y diástole, rotación y traslación:
mi corazón es un planeta exhausto.

No viajo ya por huir de nada ni de mí,
tan sólo para poder así verme desde lejos.
Esta mañana, al mirarme en el espejo
del baño, no me reconocí:
no era un rostro lo que había al otro lado,
sino un paisaje equivocado, como si al salir
de un largo túnel me asomase por fin a la luz
y el lugar no fuese el esperado
e ignorase si tengo tiempo aún para volver
sobre mis pasos y reemprender el camino que buscaba.


Martín López-Vega
(Fragmento del poema "Mi corazón es un planeta exhausto")

La imagen pertenece a La tercera orilla, elíptico y enigmático nuevo film de Celina Murga.

domingo, 23 de marzo de 2014

Stephanie Zacharek: mirar con todos los sentidos

Stephanie Zacharek 
Comedias, tragedias y cosas que explotan. Crítica reunida. 
Edición: Juan Manuel Domínguez
Traducción: Marina Alurralde, Agustín Mango, Juan Pablo Martínez, Pablo Marín, Cecilia Martínez, Guido Segal y Juan Manuel Domínguez.
Publicado por el Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en el marco del 15º Buenos Aires Festival de Cine Independiente 

Mientras esperamos que llegue el nuevo Bafici, quisiera recordar aquí uno de los libros que el festival publicó el año pasado, y que seguramente también estará disponible este año: me refiero a Comedias, tragedias y cosas que explotan. Crítica reunida, una recopilación de artículos de la estupenda crítica norteamericana Stephanie Zacharek. La edición del libro estuvo a cargo de Juan Manuel Domínguez, quien ya hace muchos años, desde las páginas de la revista El Amante, había confesado su fascinación por la escritura de esta mujer. Fue entonces cuando descubrí que éramos muchos los que seguíamos el sitio Salon.com para conocer las ideas de esta crítica sobre los estrenos (hoy escribe para The Village Voice, pero para mí ella siempre será la redactora de Salon, en donde estuvo más de diez años). Sus textos son amenos, muchas veces brillantes, pero antes que nada califican como nutritivos. O mejor: fortificantes.

Porque lo que ella genera no es simplemente un contacto con la razón o el corazón cinéfilo: Zacharek produce un efecto físico, suavemente eléctrico, una alteración química que nos incita a absorber el cine con todos los sentidos. Con el cuerpo entero. “Si uno pudiera poner la esencia de las tres de la mañana en una botella de perfume, ésta olería como Mullholland Drive se ve”, puntualiza la autora a la hora de describir la obra maestra de David Lynch, mientras que para definir El turista, con Angelina Jolie, nos asegura que este film “si se tratara de un trago, sería un Bellini, efervescente, dulce y seco al mismo tiempo.” Lejos de los prejuicios y del cinismo, Zacharek aborda una película de Mr. Bean con el mismo respeto y entusiasmo que puede merecerle, por ejemplo, una joya de Tsai Ming Liang, y tiene una capacidad notable para pintar sus impresiones como si fueran gráciles paisajes, ilustrando las búsquedas estéticas más complejas a partir de metáforas tan bellas como certeras. Así lo prueba este fragmento dedicado a Con ánimo de amar: “Wong no es de ninguna manera un director lineal: prefiere la estructura de una celosía, crear redes de imagen y sonido que nos permiten pescar pequeñas dosis de información como si fueran relucientes peces.”

Antes de cerrar el post con otras líneas de la autora, hay que decir que el trabajo de traducción es impecable, y aunque uno podía apreciar el talento de Zacharek al leerla en inglés, resulta liberador zambullirse en su prosa en nuestro idioma, pues recién ahora podemos comprender cabalmente su mirada, con toda su frescura y altura reflexiva. Lo que sigue es un pasaje de su reseña del film Irma Vep, de Olivier Assayas: 

Muy en el fondo, la mayoría de las personas tenemos incorporada la noción romántica de que cualquier obra de arte es un regalo concebido con el único objetivo de brindarnos alegría, una especie de souvenir que nos dijeron que podíamos conservar. Y, sin embargo, el arte que realmente nos conmueve, en general se lleva algo de nosotros. A veces, mientras te estás enamorando de una película, saciándote los ojos y los oídos y preparándote para salir corriendo con los souvenirs del cine después de haber visto una película que te encantó, seguramente te sientas feliz y excitado, pero también con la sensación de que te falta algo. Te quedás preguntando: ¿qué cambió de mí? ¿Qué es lo que ya no tengo? Mientras estabas desplegando tus mejores poderes de observación (analizando cada detalle, rastreando los simbolismos, captando hasta el más mínimo chiste), el ladrón de joyas se metió sin que te dieras cuenta y se fue sin dejar rastros.”

domingo, 16 de marzo de 2014

La verdad...


...es creación y compromiso

(Creo que eso era todo lo que Rust Cohle intentaba decirnos.)


"Lo que intentamos deconstruir son los arquetipos de la masculinidad. Son los hijos de Vietnam, criados por padres que fueron a esa guerra, y ésa es la narrativa que vive en ellos, lo sepan o no.”

True Detective no es una serie antirreligiosa ni antinada. Sólo es una serie que está en contra de no pensar”.

Nic Pizzolatto (1)


“No hay que tener miedo, como dice Badiou, de meter la palabra eternidad, tan del reino de lo divino, y traerla al terreno de lo filosófico. ¿Existe la manera de poder abrir una experiencia en donde el hombre no se reduce a ser finito y mortal? Badiou dice que la verdad no es un saber, no es la adecuación de un enunciado a la realidad, la verdad es un procedimiento de creación, algo que puede suceder en cuatro posibles procedimientos de verdad: la política, el amor, el arte y la ciencia.”

Raúl Cerdeiras (2)

1 -Autor de "True Detective", citado en un artículo de Martín Pérez publicado en la edición de hoy del suplemento Radar de Página/12. (Ir al texto completo).
2 -En una entrevista de Camilo Sánchez publicada en la Revista Ñ de Clarín, septiembre de 2013. (Ir al texto completo

martes, 11 de marzo de 2014

Lo no dicho


Hay palabras que no decimos
y que ponemos sin decirlas en las cosas.


Y las cosas las guardan,
y un día nos contestan con ellas
y nos salvan el mundo,


como un amor secreto
en cuyos dos extremos
hay una sola entrada.


¿No habrá alguna palabra
de esas que no decimos
que hayamos colocado
sin querer en la nada?

Roberto Juarroz 

Las imágenes pertenecen a la película 
El pasado (Le passé), dirigida por Asghar Farhadi

lunes, 10 de marzo de 2014

Evolución


"El optimismo no es necesariamente más ilusorio que el pesimismo."

Nic Pizzolatto, guionista de la serie True Detective

jueves, 6 de marzo de 2014

Sexta edición de Les Avant-Premières

El próximo jueves 13 de marzo comenzará una nueva edición de Les Avant-Premières, el ciclo que año a año exhibe lo mejor de las últimas producciones realizadas en Francia, con una selección de pre-estrenos y películas inéditas que esta vez incluye a cineastas como Phillipe Garrel, Benoît Jacquot y Cedric Klapisch, entre muchos otros. Además este año se contará con la visita a Buenos Aires de Martin Provost, director de Violette, y de Alain Guiraudie, cuyo film El desconocido del lago ha sido de uno de los más celebrados por la crítica en el último tiempo.

La muestra se desarrollará en el complejo Cinemark Palermo (Bulnes y Beruti), del 13 al 19 de marzo. La entrada general tendrá un valor de 47 pesos. Ya comenzó la venta anticipada.

Programación 

El Desconocido del Lago (L'inconnu du lac), de Alain Guiraudie 
Lo Mejor de Nuestras Vidas (Casse-tête chinois), de Cedric Klapisch 
Joven y Bella (Jeune et Jolie), de François Ozon 
Violette, de Martin Provost 
La Jalousie (La Jalousie), de Philippe Garrel 
Adiós a la Reina (Le adieux à la Reine), de Benoît Jacquot
Amour & Turbulences (Amour et Turbulences), de Alexandre Castagnetti 
Suzanne, de Katell Quillévéré 
Nos Héros sont Morts ce Soir (Nos heros sont morts ce soir), de David Perrault 
La Bataille de Solferino (La Bataille de Solferino), de Justine Triet 
Mademoiselle C, de Fabien Constant 
L'Amour est un Crime Parfait, de Arnaud Larrieu y Jean-Marie Larrieu 
Eyjafjallajökull...sinon dites "Le Volcan", de Alexandre Coffre 
Fonzy, de Isabelle Doval 
Le Joli Mai, de Pierre Lhomme y Chris Marker (Proyección-homenaje) 

Para consultar la grilla de programación y más detalles sobre las películas, pueden visitar la página oficial de Les Avant-Premières: www.cine-frances.com

lunes, 3 de marzo de 2014

Puntos de fuga


"A veces, una pequeña película puede sentirse 
tan grande como el cielo."

Stephanie Zacharek


Nebraska, de Alexander Payne.

domingo, 2 de marzo de 2014

Alain Resnais (1922-2014)


Uno se despide
Insensiblemente
de pequeñas cosas.

Lo mismo que un árbol
Que en tiempo de otoño
se queda sin hojas.

Al fin la tristeza
es la muerte lenta
de las simples cosas
Esas cosas simples
que quedan doliendo
en el corazón.

Uno vuelve siempre
a los viejos sitios
donde amó la vida
Y entonces comprende
como están de ausentes
las cosas queridas.


Armando Tejada Gómez
Fragmento de la canción "Las simples cosas"
(Versión de Concha Buika, aquí)


La imagen pertenece al film On connaît la chanson.