sábado, 15 de febrero de 2014

I know this much is true


So true funny how it seems
Always in time, but never in line for dreams.
Head over heels when toe to toe.
This is the sound of my soul,
This is the sound

Spandau Ballet (“True”)


En la imagen: el hermoso film de Ben Stiller, La increíble vida de Walter Mitty (The secret life of Walter Mitty).

3 comentarios:

Eleonora Eberle dijo...

Ja...a mí también me gustó.
Besos, Caro!
http://razondelgusto.blogspot.com.ar/2014/01/la-increible-vida-de-walter-mitty.html

Caro dijo...

Gracias, Lili. Creo que la película está lejos de ser perfecta pero hay varias ideas inteligentes en su construcción narrativa y visual, y además puede percibirse en Stiller a un artista preocupado por los cambios tecnológicos y sus consecuentes efectos sobre los vínculos humanos.

Saludos.

Ana dijo...

Eso mismo! Los vínculos humanos y cómo la tecnología y el tiempo los afectan.
En su momento, me gustó mucho The cable guy por eso mismo. Salvando las distancias entre los argumentos de una y otra película.
Walter Mitty asalta desde lo visual, pero deja una estela impresionante... salís del cine y seguís pensando y riendo inevitablemente.