viernes, 24 de enero de 2014

Y entonces...


Y entonces,
allí donde ni siquiera la idea de la luz
podría abrir la partitura tapiada del tiempo,
ese menos que menos,
ese menos que sin embargo suena,
nos reanima en el límite.

Necesitamos a veces
descender a la nada,
al casi nada de la nada,
allí donde la nada
es una música infinitesimal,
lo único que se oye
cuando todo lo demás enmudece,
cuando el oído queda
completamente solo.


Roberto Juarroz
(Fragmento del Poema 37)

La imagen pertenece a una de las grandes películas de este año: Dallas Buyers Club, de Jean-Marc Vallée

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La vi Caro. me quedó la sensación de que la historia daba para mucho más, o sea que la película no está a la altura de una historia tan buena, y la relación con la doctora me pareció tirada por completo de los pelos, poco creíble.. Aún así la pelí está buena, ni hablar de las actuaciones de Matthew McConaughey y Jared Leto, la rompen, no puedo creer que no estén ni nominadas para los Oscar… A McConaughey lo vi el año pasado en “Mud”, también la rompió ahí. Lo tenía muy sobrevalorado.

Caro dijo...

Anónimo,

En primer lugar, estaría bueno conocer tu nombre, aunque sea un seudónimo.

Segundo, hay algo que no entiendo (quizás algún error de tipeo haya cambiado el sentido de tu comentario). ¿Cómo que las actuaciones de Leto y McConaughey no están nominadas al Oscar? Ellos sí están nominados, y además es muy probable que ganen.