miércoles, 6 de noviembre de 2013

Crecer


"Digamos la verdad: ¿qué significa ese moralismo de convertirse en adultos? 
Y, aun admitiendo que sea posible convertirse en un adulto, 
¿qué se hace cuando se consigue?"

Federico Fellini


En las imágenes: Los inútiles (I vitelloni).

3 comentarios:

Betina Z dijo...

¿Mala sangre?... :)

Caro dijo...

Hola, Betina,

Supongo que sí... uno se hace mala sangre. Pero no creo que Fellini le temiera al hecho de crecer, porque era demasiado vitalista y expansivo para eso. Sospecho que, como todo gran artista, lo que él temía es que se perdiera el asombro, que siempre requiere una cuota de ingenuidad.

La historia de "Los inútiles" es la prueba de que la adolescencia eterna también limita y aliena. Por eso uno de los amigos decide irse del pueblo, y ese personaje es justamente un alter ego del director.

Un abrazo.

Betina Z dijo...

"Prefiero crecer a sentar cabeza..." dice Serrat.
Solemos hace rencunetros de cena y cine con unos amigos, y "Los inútiles" está en la lista de películas por ver.

Es cierto, negar el paso del tiempo, el crecimiento, la "ley de la vida" es inútil y antinatural. El asunto es hacerlo manteniendo esa cuota de ingenuidad de la que hablás, y que es tan difícil (el mundo es muy hostil con los ingenuos).

Un abrazo