lunes, 7 de octubre de 2013

La propia voz


Por Sebastián De Caro*

“Hay un momento mágico que es cuando ves una película como El padrino y te decís: esta película no está filmada. Esto es algo que pasó y alguien lo registró. Es triste, pero cuando uno aprende de cine después le ve los hilos, sus pocos errores, se te arruina un poco el viaje. Me cansó el chiste posmoderno pelotudo, la referencia. En este momento me interesa más Coppola que Tarantino, que es siempre el personaje más importante de sus películas: él y sus vinilos y su cultura popular y su casa y su leyenda. Yo tengo que aprender de los autores invisibles cómo desaparecer: me falta mucho y ojalá en la próxima película estemos hablando de la trama, de la puesta, y no de mí.”


*En una entrevista publicada en RADAR/Página 12 (06/10/2013). Ir al texto completo.

La imagen pertenece a 20.000 besos, última película de Sebastián De Caro, estrenada el jueves pasado. Véanla.

2 comentarios:

Ana dijo...

Quiero verla!

roxy cappe dijo...

ok, voy,
como ya saben en mi casa : "si Caro lo dice...."