martes, 17 de septiembre de 2013

Ayer no termina nunca, de Isabel Coixet


Él: "¿Dónde estará ese momento? Ese momento en el que miras a alguien a quien amas y te tirarías a sus ojos como una catarata porque ése es el único lugar donde quieres estar."


Ella: "¿Sabes qué me resulta raro? 
Que las cosas pasen cuando ya no las necesitas."


Ya ni siquiera son no-lugares
Apenas son lo que alguien dejó. Las estructuras.


Sólo parece importar lo que no se ve pero se escucha: el viento.


Cuevas, rocas... aunque también trozos de luna.