martes, 2 de abril de 2013

Ilusión


- Un retoque insignificante -dijo dando una última mano al aliño de Aschenbach-. Y ahora, el caballero puede enamorarse sin ningún temor.

Thomas Mann - La muerte en Venecia