viernes, 29 de marzo de 2013

Domingos de cine en el bar Orsai


Un nuevo espacio se suma a la agenda de ciclos de cine de la ciudad, y podemos anticipar que esta vez se trata de películas que se caracterizarán por la originalidad y el riesgo. El domingo 31 de marzo, el Bar Orsai (Humberto Primo 471, San Telmo) presenta el primer ciclo del año, que tiene como centro el mundo del sexo y sus perversas complejidades.

Las funciones comienzan a las 20 y para poder acceder a ellas sólo hay que tener en cuenta una consumición en el bar. El crítico Diego Papic es el encargado de programar estos ciclos, que en esta primera ocasión presentará las siguientes películas:

Domingo 31 de marzo, 20 hs.
Sheitan (de Kim Chapiron / Francia, 2006)
La cosa empieza a la manera de Hostel: un grupo de chicos en un boliche con la intención de levantarse minas. Pero cuando una nena hermosa los lleva a una casa de campo, el porno-gore de Hostel da paso a un sutil terror sexual.

Domingo 7 de abril: No hay función

Domingo 14 de abril, 20 hs.
Capturing the Friedmans (de Andrew Jarecki / EE.UU., 2003)
Cuando la policía secuestra un par de revistas de pornografía infantil en la casa de Arnold Friedman, se desata una psicosis colectiva en Great Neck, un barrio acomodado de Long Island. El genial documental de Jarecki retrata la decadencia de esa familia, la paranoia social, el linchamiento colectivo y, en definitiva, la reacción de una sociedad ante lo oscuro y lo amenazante.

Domingo 21 de abril, 20 hs.
Zoo (de Robinson Devor /, EE.UU, 2007)
Narrar lo inenarrable fue el desafío de Robinson Devor cuando eligió contar la historia del malogrado Kenneth Pinyan, un ingeniero que murió por tener sexo con un caballo.

Domingo 28 de abril, 20 hs.
Lies (de Jang Sun-wu / Corea del Sur, 1999)
Un escultor casado desvirga (agujero por agujero, como se encargan de aclarar los intertítulos) a una joven estudiante de 18 años. Pero pronto en esa relación de iniciación y educación sexual se introducen elementos sadomasoquistas y los roles cambian: la obsesión, el deseo y la violencia invaden todo lo demás y el sexo se transforma en un medio de dominación y sometimiento.

Para más información, consultar la web de la revista Orsai.