viernes, 8 de febrero de 2013

Lógica mercantil


"Nombra una sola cosa en este mundo que no sea negociable."

Walter White (Bryan Cranston), en Breaking Bad

7 comentarios:

Eleonora Eberle dijo...

Es la serie preferida de mis hijos! Me queda pendiente verla... sólo sé algo por los comentarios entusiasmados en mi casa.
Pero qué triste la frase, no? Si bien la plata es necesaria, cada vez siento más que se puede vivir con tan poco, será que me estoy acercando a la jubilación, ja, ja...?

Caro dijo...

La frase es brutal, y yo creo que sí hay cosas que no se negocian... sin embargo, éste es el mundo en el que estamos. :-(

Ana dijo...

No puedo llegar a explicarte el amor-odio que siento por WW.
Acabo de terminar de ver la quinta temporada...

Caro dijo...

¡No cuenten detalles! O adviertan antes... ¡gracias!

mge dijo...

Una de las escasas series que no tiene UN capítulo malo. Y van 5 años... no es poco.

Walter White pasó por tanto que ya no puedo juzgarlo. La frase es compleja y no me atrevería a responderla. Mi amor por Breaking Bad no se negocia, eso seguro.

Caro dijo...

Les cuento que me enganché con esta serie hace relativamente poco. Me regalaron los dvds de la primera temporada, y al ser una temporada breve (7 episodios) fue inevitable terminarla pronto y querer más. Y no hay caso: la excelente reputación que tienen ciertas series no es gratuita. No sé por qué cierto prejuicio o cosas leídas al azar me hacían imaginar a Breaking Bad como una comedia grotesca. Y sí, tiene algunas pinceladas de eso, pero principalmente es un drama desesperado de factura impecable y muchas veces sorprendente a nivel visual.

(Ahora voy a contar detalles). Más allá del irresistible personaje central, me llama mucho la atención cómo fueron cobrando densidad los secundarios, como el personaje del abogado de criminales, que al principio resultaba insoportable y pronto se convirtió en bienvenido comic relief (en clave siniestra); o el cuñado, que se perfilaba como un caza narcos muy simplón hasta que va ganando oscuridad y hondura al saberse blanco permanente (eterno) de posibles venganzas.

Un gran hallazgo en mi opinión es la actriz que interpreta a la esposa, Anna Gunn. Contundente y esbelta, a veces Walter luce diminuto al lado de Skyler, y es una elección interesante (proyectada a futuro, estimo) porque con esa fuerte presencia al principio nos cuesta verla como la mujer crédula que supuestamente es (bueno, al menos hasta que se destapa la olla). Voy promediando la tercera temporada. Cuando miro un poco hacia atrás me dan ganas de haber conocido algo más sobre Skyler, sus deseos íntimos, o qué fue lo que la unió a Walter. Algo se dice sobre una vocación literaria en suspenso, pero poco más. Igualmente supongo que hay que leer un dato central: haber tenido que criar a un hijo discapacitado ya representa suficiente información como para hacer diversas inferencias.

Resumiendo: GRAN, GRAN SERIE.

Luis Faraoni dijo...

BB es la mejor ¿modelación, creación, transformación? de un villano que vi en mi vida...no sé qué palabra usar. Tiene la ventaja de haberse hecho a lo largo de 5 temporadas, claro.
Y sobre los personajes coincido con lo de Hank y Skyler, pero no te olvides de Jesse, en la cuarta temporada el actor está brillante, y Mike, y el dueño de Pollos Hermanos. Es una serie donde nadie sobra.