lunes, 28 de mayo de 2012

Las dos puertas


Por Jacques Audiard*

“Mi relación con las películas terminadas es un tanto extraña. De un modo general, no quiero volver a verlas, no me interesa. Cuando finalizas el proceso de elaboración de un filme lo tienes tan presente que pierde su sustancia. Quizá las veré por casualidad por televisión, y las miraré como si fuera otro quien las hubiera hecho. Es difícil saber por qué hacemos películas. Es duro racionalizarlo. Como decía Serge Daney: «el cine es algo colectivo». Se entra en él por dos puertas. La grande, la más popular, por la que entra la mayoría, y la pequeña, reservada a cosas más selectas. Esta doble entrada es necesaria. Si eliminas una, no hay intercambio posible, y deja de haber cine.”

*Fragmento del libro Más lecciones de cine. Entrevistas a cargo de Laurent Tirard (Ed. Paidós, Barcelona, 2008)

En la imagen: la gran Emmanuelle Devos en Lee mis labios (Sur mes lèvres), de Jacques Audiard