martes, 27 de marzo de 2012

Dos películas sobre Baltasar Garzón (FICiP 2)


Escuchando al juez Garzón
Dirección: Isabel Coixet
Origen: España (2011)
Sección: Muestra especial fuera de concurso

Convict the judge
Dirección: Justin Webster
Origen: España (2011)
Sección: Competencia internacional (mediometrajes)

Pueden verse como películas complementarias: si en su velocidad narrativa Convict the judge descuida la precisión sobre ciertos casos judiciales, esto se compensa en parte con las explicaciones del propio juez en el film de Isabel Coixet; si en este último todo se limita -como objetaron algunos críticos- a escuchar una única campana de la historia, tenemos el trabajo del inglés Justin Webster para oír las voces opositoras (lo que no garantiza que esas otras voces sean necesariamente reveladoras). Cada film cumple a su modo con el piso de información que uno espera recibir para salir mínimamente satisfecho de la sala, con la sensación de estar un poco más cerca de ese personaje imprescindible que deseamos conocer. Pero en el plano formal se trata de propuestas de alcance acotado, sobre todo la de Coixet. Convict the judge parece tener suficientes herramientas como para haber apuntado más alto, aunque se intuye que ciertas restricciones -de extensión, por ejemplo- obedecen al basamento televisivo del proyecto.

Escuchando al juez Garzón es muy simple: el personaje habla sobre su vida y sus casos más famosos  y cada tanto responde la pregunta de un interlocutor (el escritor Manuel Rivas). Coixet filma el diálogo, focaliza en algún que otro gesto y poco más. De acuerdo, el valor reside en la palabra del orador, en los matices de su rostro cuando narra su drama, en su entereza, y esto es lo único que importa. El juez habla muy bien. Su inmensa cruzada nos hace bien. Pero es un testimonio, y punto. No hay una construcción creativa de la escena, no hay una cámara que busque trascender el registro periodístico. Así y todo, la relevancia del tema le valió a la realizadora un premio Goya y la participación en la Berlinale del año pasado.


Convict the judge es un documental clásico, dinámico, con imágenes de archivo, fuentes diversas y entrevistas de primera mano. Si bien se concentra especialmente en el proceso iniciado contra el magistrado que derivó en su suspensión en 2010, el relato también recorre toda su carrera. Es tanto lo que hizo Garzón, tantos son los cambios y debates fomentados por sus acciones, que resulta casi imposible exponerlo todo con claridad en un film de una hora. Webster quiere probar con hechos el lugar histórico del personaje, por eso hace una síntesis de las causas más notorias que llevó adelante, además de las acusaciones recibidas; el problema de esta compresión es que algunos temas se pierden o sólo se rozan fugazmente. Lo más atractivo de Convict the judge, sin embargo, no es la crónica de lo conocido sino ciertos momentos de intimidad en los que dan ganas de quedarse más tiempo, como cuando el juez visita el pueblo de su infancia y a sus amigos (ya de chico era "cojonudo" y no parecía tener noción del peligro, según recuerda un viejo amigo), o cuando viajamos con él en el asiento trasero de un auto, al anochecer, como si estuviéramos inmersos en el aquí y ahora de su rutina. “No se puede ser juez a tiempo parcial”, afirma él mientras lo vemos moverse de un lado para otro, sin tregua. Allí uno quisiera detenerse a contemplar más serenamente a este hombre, comprender cómo hace para soportar tantas tormentas. Evidentemente Webster tiene en su haber material para confeccionar otra película, de otro perfil, cuando los años pasen y permitan poner en perspectiva a Garzón. Esta vez ganó la actualidad, el impacto, la necesidad de compilar e imponer un “legado”, lo que se tradujo en una película correcta pero algo indecisa.

Un dato para los interesados en el tema: en el inminente BAFICI se proyectará el documental La tinta negra, de Sebastián Arabia, sobre los crímenes del franquismo y el rol de Garzón en la investigación.

Este martes 27/03, en el cine Gaumont, se proyectan Escuchando al juez Garzón (a las 17.10) y Convict the judge (a las 20.30). (Ver programación en http://ficip.com.ar/nuevo/)