viernes, 9 de diciembre de 2011

Profecía de una memoria por alcanzar


Por John Berger *

"Las fotografías  son reliquias del pasado, huellas de lo que ha sucedido. Si los vivos asumieran el pasado, si éste se convirtiera en una parte integrante del proceso mediante el cual las personas van creando su propia historia, todas las fotografías volverían a adquirir entonces un contexto vivo, continuarían existiendo en el tiempo, en lugar de ser momentos separados. Es posible que la fotografía sea la profecía de una memoria social y política todavía por alcanzar. Una memoria así acogería cualquier imagen del pasado, por trágica, por culpable que fuera, en el seno de la propia continuidad. Se trascendería la distinción entre los usos privado y público de la fotografía. Y existiría la familia humana."

* Fragmento de su artículo “Usos de la fotografía”, publicado en el libro Mirar.

La imagen pertenece a Robert Capa.  

2 comentarios:

Eleonora Eberle dijo...

La profunda ambigüedad de esa fotografía me conmueve. Los impactos de las balas y los bombardeos no pudieron destruir la mañana soleada y las sonrisas cómplices de esos niños que son el futuro.
El texto da cuenta de esto mismo. El enorme poder de la fotografía para repensar el pasado.
Hermosa imagen. Gracias por compartirla.

Caro dijo...

Gracias por tu mensaje. Del texto a mí me fascinó la última línea: una familia humana. La perfecta síntesis de tantos sueños políticos.

Un abrazo.