jueves, 23 de junio de 2011

No alcanza con morirse

"Beto, ¿cómo imaginas tu muerte?’, le pregunté al narco de 16 años y 18 muertes a cuestas. Me dice: ‘Quisiera morirme con el cerebro reventado, con una bala expansiva’. Si ustedes vieran lo que hace una bala expansiva en el cerebro, entenderían la gravedad de lo que me está diciendo. ‘O, pensándolo mejor, que me entregaran hecho pedacitos para ahorrarle a mi jefa (mamá) el dolor de velarme, porque en este jale (trabajo), ya no alcanza con morirse’”.

Así comienza una demoledora nota publicada en la revista Ñ del diario Clarín. (11/06/11) Ir al texto completo.