domingo, 13 de febrero de 2011

Quizás no me di cuenta...


Esperando un milagro
se me pasó la tarde
quizás no me di cuenta
que rozó mi mejilla
y cuando me di vuelta
no alcancé a comprenderlo
ya se había escondido
en fondo de mi alma

Esperando un milagro
puede ser que te acuerdes
de cuando prometías
no cambiar las ideas
y volver a la carga
con la misma energía
cuando una fantasía
caía de rodillas...

No...
mentira que no existe la verdad
yo estoy aquí para poder decir que...

Que si llegara un milagro
seguro cambiarías
pero no serviría
así cambia cualquiera
si tiene asegurado
un placer pasajero
y un poco de dinero
y jugar en primera

Esperando un milagro
se me pasó la tarde
quizás no me di cuenta
que rozó mi mejilla
y cuando  me di vuelta
no alcancé a comprenderlo
ya se había escondido...

...en el fondo de mi alma.

Litto Nebbia (“Esperando un milagro”)