lunes, 20 de septiembre de 2010

Métodos educativos

“Recuerdo vivamente un acontecimiento de los primeros años. Quizás tú también lo recuerdes. Una noche, yo lloraba sin cesar pidiendo que me trajeran agua, no porque tuviera sed sino en parte para fastidiar y en parte para entretenerme. Como algunas amenazas violentas no habían producido efecto, me sacaste de la cama, me llevaste al balcón y me dejaste allí solo, en camisón delante de la puerta cerrada. No quiero decir que eso estuvo mal; quizás aquella vez no había realmente otra forma de obtener tranquilidad por la noche, pero quiero caracterizar con ello tus métodos educativos y los efectos que tenían sobre mí. Sin duda, esa vez fui obediente, pero había sufrido un daño interior. Según mi naturaleza nunca pude establecer la relación correcta entre lo lógico, para mí, de aquel absurdo pedir agua con lo extraordinariamente terrible de ser llevado afuera. Todavía años después me perseguía la imagen aterradora de ese hombre gigantesco, mi padre, esa última instancia, que podía, casi sin motivo, venir de noche a sacarme de la cama y llevarme al balcón, a tal punto yo era una nulidad para él.”


Franz Kafka  (Carta al padre)

3 comentarios:

rosana dijo...

haneke trabajò la visiòn que lo que se denomina comunmente "maldad" nace de la represiòn y el castigo,
seguramente que estas cosas estàn en la gènesis del prejuicio llevado al lìmite, y del sadismo que ejercen quienes se sienten superiores, pero el concepto de resiliencia pocas veces es analizado en el contexto de pueblos llevados por lìderes nefastos...
un sordo que fue golpeado toda su infancia por un padre borracho, dio al mundo la felicidad de escuchar sus sinfonìas...
en fin, como ya me escuchado decir, nunca podremos TODOS los puntos de vista en forma simultànea, es imposible,
saludos. ROSANA.
p/d: para cuàndo otro curso!!!???

Caro dijo...

Rosana,

Como siempre, en Haneke hay mucho más de lo que vemos. No creo que intente explica el Mal reduciéndolo a una consecuencia del castigo.

Lo genial de "La cinta blanca" es que no sabemos realmente qué harán esos chicos. Pensar que todos serán nazis es comprar la forma en que el film se vendió, pero Haneke siempre es más que una idea de marketing. Creo que la resiliencia se puede intuir en alguno de los hijos del campesino, en el tozudo hijo del médico. El mismo profesor es una nota diferente dentro del cuadro negro que pinta la película.

Gracias por el entusiasmo en cuanto a los cursos. Espero tener novedades pronto.

¡Saludos!

rosana dijo...

concuerdo con que Haneke resiste màs de un par de lecturas de sus pelìculas,
pero es notorio que dicha historia estè ubicada en ese marco temporal (històrico y geogràfico) de unos niños y pre adolescentes de un pueblo alemàn, futuros jòvenes que participaron en la historia del paìs,
el personaje del maestro: absolutamente necesario para cortar con racionalidad la tensiòn que genera esta historia de un darwinismo atroz...
ya me entusiasmè y estoy viendo otras pelìculas de este realizador,
saludos
rosana
p/d: vì "el hombre de al lado": excelente