martes, 23 de marzo de 2010

En el cuarto no hay nada
salvo una cama ligeramente en declive,
un interruptor de luz que rara vez funciona,
mesas, papeles y libros amontonados en el piso.
Aquí estamos, desde siempre, el niño que fui
y el que soy, y el rezo algo roedor
de un grillo encerrado en el ropero.

Walter Cassara


La imagen pertenece al film Caché, de Michael Haneke.

1 comentario:

Eleonora Eberle dijo...

... a propósito de Haneke, hablemos de "La cinta blanca"!