jueves, 17 de diciembre de 2009

El cine y las modas

“Creo que el arte es un proceso que siempre corre paralelo al público. Por ejemplo: muchos pensaron de la pintura de Jackson Pollock ‘uh, mi hijo podría pintar así; es algo raro, no es arte’, y treinta años más tarde hay empapelados con motivos de Jackson Pollock. Los artistas deberían ser siempre la vanguardia de lo que va a suceder; y es frecuente que se los castigue por eso. A mí me pasó con Apocalypse; en su momento nadie consideró que dejara huella en la historia del cine porque no ganó el Oscar. ¿Y quién lo ganó ese año? ¿Kramer vs. Kramer? Esas cosas hablan del gusto del momento, no del arte. Espero no parecer despreciativo con esto, pero son cosas sobre las que pensé mucho en los últimos años. ¿Quiero ganar un Oscar? ¿Quiero ser famoso? Ya soy famoso, ya gané mi Oscar. Así que ahora estoy en el cine más por mi propio amor por él y lo único que quiero es hacer cosas hermosas, y que las vea mucha gente. Ya sé que los chicos de un pueblito perdido de los Estados Unidos no van a salir corriendo a verlas, pero es posible que alguna vez lo hagan. Algún día”.

Francis Ford Coppola


Fragmento de un artículo publicado hoy en el diario Crítica. Ir al texto completo.