martes, 8 de septiembre de 2009

Nacionalidades

“Preferiría que no se analizara mi cine desde la teoría de autor. Ojalá lo vieran como a una película de Pepito Pérez y no partieran de tantas ideas preconcebidas. Eso lleva también al tema de la nacionalidad. De un creador mexicano se espera, o bien que haga cosas naïve -simpáticas, alegres y viva México-, o bien miserabilismo -y entonces puedes ser como Ripstein o como Amores perros y el “qué jodidos estamos”. Pero apenas alguien hace algo un poco más metafísico o abstracto, y ya le dicen: 'Pinche pretencioso, ¿quién se cree?' Si yo fuera ruso, sueco o italiano, tal vez se me toleraría más”.

Carlos Reygadas


Director de las extrañas y fascinantes Japón (2002), Batalla en el cielo (2005) y Luz silenciosa (2007), en una entrevista publicada en el sitio Letras Libres.