miércoles, 30 de septiembre de 2009

Me tomo cinco minutos...

"Tomó el té con la cucharita, como si fuera un remedio, y sintió que la ira declinaba, la pereza de la vida siempre ganando la partida, cortándole las alas al más imaginativo de los odios”.

Inés Fernández Moreno
(en su cuento “Plomero”)

En imagen: la sublime Kati Outinen en el film
La chica de la fábrica de fósforos (Tulitikkutehtaan tyttö),
del finlandés Aki Kaurismäki.