sábado, 4 de julio de 2009

Optimismo o esperanza

Por Zigmunt Bauman *

“No soy optimista pero tengo esperanza. Hay una diferencia entre el optimismo y la esperanza. El optimista analiza la situación, hace un diagnóstico y dice: hay un 25% de posibilidades. Yo no digo eso, sino que tengo esperanza en la razón y la conciencia humanas, en la decencia.

La humanidad ha estado muchas veces en crisis, ésta no es la primera. Y siempre hemos resuelto los problemas. Estoy bastante seguro de que se resolverá, antes o después. La única verdadera preocupación es cuántas víctimas caerán antes de lograrlo. No hay razones sólidas para ser optimista. Ésta es nuestra plegaria. No soy un profeta. Si perdemos la esperanza será el fin, pero Dios nos libre de perder la esperanza. Todo parece contraproducente, sólo hay que abrir el periódico y leer las carnicerías en Irak, los muertos en Kosovo, etcétera. Los Estados Unidos dicen que introducen la democracia y la libertad en Irak, y el resultado es más odio, más antagonismo, más muerte, la guerra civil, la limpieza étnica.

La sociología me ha enseñado ciertas habilidades pero no la de la profecía. Como dice mi amigo Leszek Kolakowski, el filósofo polaco, la futurología es una ciencia de charlatanes, porque el futuro por definición no existe, y no se puede hacer una ciencia de algo que no existe. No podemos predecir científicamente el futuro. Podemos calcular los riesgos que conlleva la creación de una comunidad mundial y vemos que los riesgos son enormes, pero la esperanza es menos racional que el cálculo de riesgos. El cálculo nos puede llevar a la inactividad si los riesgos son demasiado elevados, pero la esperanza actúa y no pierde la energía aun cuando las probabilidades y los problemas sean muchos”.


* Fragmento de una entrevista publicada en el diario Crítica (08-06-09). Los destacados son míos. Ir al artículo completo.

(Gracias, Andrés, por marcarme esta nota).

4 comentarios:

Mundo Cinefilia dijo...

Hola, llegué a tí por recomendación de mge que ya es uno de nuestros participantes del proyecto al que te quería invitar. Hemos recientemente armado un blog a modo de banco de datos de personas que de alguna y otra manera se relacionen sus sitios con el séptimo arte. Así podremos darnos a conocer entre todos y formar una comunidad bloggero-cinéfila como punto de encuentro. Pásate por el blog a ver si te interesa.

Caro dijo...

Gracias por la invitación. Me voy a sumar.

Franco Krí dijo...

Qué raro Bauman: tiene esperanza en "la razón y la conciencia himanas" pero pide que "Dios nos libre de perder la esperanza".
Raramente contradictorio para un intelectual.

Caro dijo...

Franco: estimo que puede haber cierta ironía en lo que dice. Como la famosa frase de Luis Bueñuel: "Soy ateo, gracias a Dios".
Así y todo, creo que tanto a Bauman como a otros pensadores del presente realmente les cuesta encontrar argumentos para entrever alguna alternativa, digamos, "emancipadora". La esperanza parece sostenerse en que la humanidad encontrará su camino como sea, aunque sea por una mera cuestión de supervivencia. Pero no es suficiente. A veces las respuestas, las ACCIONES, son necesarias.

Gracias por tus comentarios en diversos posteos.