lunes, 1 de septiembre de 2008

Un año entre góndolas, anhelos y palabras

En septiembre este blog cumple un año de vida.


Miles y miles de blogs nacen cada día. Al mismo tiempo, otros tantos miles de blogs se cierran, cuando no son directamente abandonados. Cualquiera puede tener un blog. No tiene nada de especial. "Soy apenas una huella dactilar en la ventana de un rascacielos", decía Paul Giamatti en la inigualable Entre Copas. Apenas eso... un espacio más.

Hace un año decidí abrir Morir en Venecia, en honor a la película que más amo (dirigida por Luchino Visconti y basada, por supuesto, en la novela de Thomas Mann). No sabía en aquel momento hacia dónde iría este humilde barco, y tampoco creo saberlo ahora. Voy a la deriva, a oscuras, intentando acoplarme al extraño ritmo de este planeta. Cada tanto me seduce algún faro. Cada tanto me canso y temo no poder continuar. Y sólo sé una cosa: de un año a esta parte, sí hay una diferencia. Este canal que me comunica con ustedes hace que me sienta menos sola.

Por eso quiero agradecer a todos: a los entusiastas que suelen dejar comentarios, a los que leen en silencio, a los que llegaron de casualidad, a los que pasaron alguna vez y no volvieron más, a los que se olvidaron, a los que vendrán. Gracias a Tomás, quien insistió para que me hiciera un lugarcito en el océano virtual. Gracias al cine, que me sigue haciendo feliz. Y gracias al arte todo, en definitiva, pues es lo que nos convoca y nos permite resistir.



Los dejo ahora con la pluma de Thomas Mann:

"Nada hay mas extraño ni más delicado que la relación entre personas que sólo se conocen de vista, que se encuentran y se observan cada día, a todas horas, y, no obstante, se ven obligadas, ya sea por convencionalismo social o por capricho propio, a fingir una indiferente extrañeza y a no intercambiar saludo ni palabra alguna. Entre ellas va surgiendo una curiosidad sobreexcitada e inquieta, la histeria resultante de una necesidad de conocimiento y comunicación insatisfecha y anormalmente reprimida, y, sobre todo, una especie de tenso respeto. Pues el hombre ama y respeta al hombre mientras no se halle en condiciones de juzgarlo, y el deseo vehemente es el resultado de un conocimiento imperfecto”. (Der Tod in Venedig)


9 comentarios:

Eleonora Eberle dijo...

Felicidades, Carolina.
El blog me encanta y lo visito desde enero.
Me gusta leer las críticas y tomar como "tarea para el hogar " ir a ver las pleículas que comentás. Cuando tengo algo para decir, que no hayas dicho vos ( lo que es prácticamente imposible), agrego mi comentario después de ver la película.
También disfruto los fragmentos de textos,las fotos, las poesías y canciones.
Te mando un abrazo gigante y seguí escribiendo para alumbrar el camino.
Unidas en la pasión por el cine y el arte.
Liliana

reaccionario-inoperante dijo...

Gracias por ese fragmento de tomas mann, es otra de las cosas que debo leer, y si, describe a la perfeccion esas cosas que a uno le pasan con la gente que viaja con uno en el colectivo o el tren, y que son conocidos pero uno no saluda o trata vaya a saber porque.
Bueno, los porque son muchos pero seria largo de contar no?
Lindo blog.
Saludos reaccionarios.

Anónimo dijo...

Hola caro, realmente me intereso la cita de Thomas Mann.por que me llevó a pensar y valorar la relacion que llevo con las personas, a quienes se les dá mas participacion y a quienes se les da otro lugar en la vida.
saludos
Mara

Juan D. dijo...

Por el año te dejo un beso grande!!

siempre a la deriva,
vamos todos en el mismo barco,
todos los puertos tienen significado o no tienen ninguno,
asi es la cosa

abrazos

Juan

Anónimo dijo...

Felicitaciones.
Pilñar y Horacio

mge dijo...

Thomas Mann decía que "la palabra sólo puede celebrar la belleza, no reproducirla"

Yo creo que es debatible, porque una crítica puede ser bella en sí misma y a la vez fomentar el descubrimiento de otra belleza (la de la película)

Así que brindemos por muchas críticas más, y por el eterno descubrimiento del arte.

Nos estamos leyendo.

Martín

Flavia dijo...

Hola Carolina,
te felicito por este añito q cumple tu blog.
Es admirable el sentimiento que tenes hacia el cine y la dedicación q ponés en ello.
El resultado es maravilloso y se evidencia en cada una de las palabras que elegís para expresar en este blog.

Saludos y q sean muchos años más...

Flavia

Alita dijo...

Feliz Cumple Morir en Venecia!
Es un lugar donde encuentro cosas muy interesantes y muy hermosas.
Saludos,
Alejandra

Anónimo dijo...

Aprendi mucho