lunes, 12 de noviembre de 2007

El bravo, de Johnny Depp

El bravo (The brave) es una película rarísima. La historia gira en torno a Raphael (Johnny Depp), un indio nativo norteamericano que vive junto a su familia en una caravana estacionada cerca de un basural, en algún punto perdido del mapa. Un hombre (¿o una cultura?) en desgracia. Desempleado, alcohólico, vencido, Raphael decide apelar a un recurso extremo para salvar de la pobreza a su esposa y a sus dos hijos. Entonces firma un contrato con un hombre sombrío llamado McCarthy (Marlon Brando), quien le pagará 50 mil dólares para que protagonice una “snuff movie” (una película clandestina en donde será torturado hasta la muerte). Raphael acepta el sacrificio.

Esta premisa insólita y violenta, propia del género policial o del film de gángsters, en El bravo es aprovechada para enmarcar un drama naturalista cargado de negrura y melancolía. Ya el diálogo inicial entre Depp y Brando imprime un tono existencialista a este cuento de redención autodestructiva. Nunca llegamos a conocer exactamente el pasado reciente del protagonista, ni sus más recónditas motivaciones; lo único que importa es que apenas le restan siete días para recuperar el afecto de su familia. En la reconstrucción de ese lazo fundamental el film consigue momentos de enorme calidez y autenticidad.

Con excelentes actuaciones (Elpidia Carrillo, Frederic Forrest) y una acertada banda de sonido compuesta por Iggy Pop, la película despliega una inusual mirada introspectiva sobre la población nativa de Estados Unidos. El actor Johnny Depp debutó como realizador con esta producción independiente que se presentó en la competencia del Festival de Cine de Cannes en 1997, provocando un extrañamiento generalizado que acabó por suspender el estreno comercial en su país de origen. Por eso El bravo es hoy un objeto rarísimo. Pero es una buena película: una obra arriesgada dirigida por uno de los mejores intérpretes que ha dado el cine contemporáneo. No hay que dejarla pasar.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Il semble que vous soyez un expert dans ce domaine, vos remarques sont tres interessantes, merci.

- Daniel