domingo, 17 de agosto de 2014

Volver al espanto

Por Román Gubern*

"Hoy, con la imagen digital, todo es posible. Cualquier fantasía que a uno se le ocurra puede realizarse sin que queden huellas de los trucos. Pero eso significa también que ya nada se desea como antes. Cuando uno ve los bestiarios medievales, hechos por artesanos, por esforzados y sabios dibujantes, se encuentra con imágenes aterradoras, mucho más aterradoras que las del cine digital. En la actualidad, podemos crear digitalmente la bestia más espantosa con toda facilidad; pero por eso mismo ya nada impresiona mucho. El espanto se ha perdido."

*Texto publicado en la revista ADN Cultura, del diario La Nación (15/08/14).

Creo que es muy cierto lo que plantea Gubern, pero por suerte existen excepciones para probar que lo digital representa sólo una herramienta más cuando lo que respalda una película es la inteligencia y el deseo de narrar algo verdaderamente nuevo. El film dirigido por Drew Goddard es un buen ejemplo.